Hace pocos días la gran cadena de comida rápida McDonald’s, nos enseñaba su última proeza en publicidad. La idea fue la de instalar dos vallas publicitarías, pero una de ellas con unas características realmente exageradas.

La peculiaridad viene cuando esta acción publicitaría no solamente buscaba el objetivo de publicitar su propia marca, sino que además, pretendían «ofender» a su archienemigo Burger King, demostrando lo fácil y cómodo que es llegar a un McDonald’s y lo complicado que es encontrar un Burger King.

La idea, aunque un poco malvada, de como han utilizado este tipo de formatos publicitarios es buenísima. La campaña ha sido ideada por la agencia TBWA\Paris

Pero la cosa no queda ahí. Como era de esperar el otro grande, Burger King ha respondido y de la mejor manera.
La cadena se ha servido de las primeras imágenes del spot de McDonald’s, dándoles un final a la historia antes narrada, para darle un sentido totalmente a su favor. Un ¡zas en toda la boca!, dejando claro lo hábiles y rápidos que son a la hora de contestar.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


@