Ya huele a navidad por todos los rincones. Es algo más que evidente. El frío se ha hecho esperar este año, pero ya salimos a la calle con chaqueta y bufanda (por lo menos en el norte) y caminamos por debajo de cientos de miles de bombillitas de navidad que iluminan las calles. Se nos va otro año, uno muy especial para nosotros.

Pero el mundo gira, los problemas continúan, y Campofrío nos vuelve a dar una lección de buena publicidad navideña, como ya lo hizo el año pasado. Con la quema de su fábrica en Burgos como eje central, nos lanza mensajes de esperanza, unidad e inconformismo a una sociedad que parece dormida. Caras conocidas para la Bombería de Campofrío, un spot que ya está dando de qué hablar.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


@