Hace unos días publicábamos en este blog un artículo sobre las tendencias en web que vienen para el 2015, y una de ellas nos hablaba del auge que tienen en la red el uso de infografías.

En esta entrada, nos gustaría ofrecerte toda la información necesaria para que, si estás con un proyecto de este calibre entre manos, tengas en cuenta algunas pautas para poder diseñar y desarrollar tu infografía de la manera más eficaz y clara posible.

Antes de entrar en los consejos para el diseño de una infografía, nos gustaría aclarar preguntas cómo “Qué, Para qué, Por qué y finalmente el Cómo”.

¿Qué es una infografía?

Una Infografía es la fusión de imágenes, iconos y textos, con una presentación esquemática, que ayudan a explicar datos e información complejos de una manera sencilla y eficaz.
La infografía es un recurso muy utilizado en el marketing online debido a que su labor es dar a conocer grandes cantidades de información y gracias a su formato, sencillez, grafismo, etc., no nos resulta difícil compartirlas en la red.

¿Para qué se utiliza?

Usar este recurso para compartir información tiene varias ventajas. Una buena infografía ayuda a nuestro público a asimilar más información en menos tiempo.
Son también una herramienta de aprendizaje excelente a la hora de desarrollar funciones cognitivas como evaluar, analizar y representar información. Por otro lado, para las empresas y organizaciones es una forma de conseguir más tráfico en sus páginas web así como afianzar su marca (marketing online) ya que cuentan con la ventaja de que son altamente ‘viralizables’ a través de las redes sociales.
Además podemos citar tres tipos de infografías, cada una dirigida a una aplicación práctica en concreto:

  • La infografía online: Una de las más comunes, representan gráficamente los resultados de un estudio, análisis, encuesta o estadística relacionada con la comunicación 2.0. .
  • La infografía periodística: Actualmente en desuso, representan gráficamente un acontecimiento, la evolución de un determinado caso periodístico o estadísticas de carácter político o económico.
  • La infografía cartográfica: Muy utilizadas, representan gráficamente datos significativos a través de mapas.
¿Por qué se utiliza?

El aumento del uso de la infografía es consecuencia de la época en la que vivimos, los usuarios cada vez leemos menos y todo es más visual. Este motivo hace que interpretemos antes los gráficos, los esquemas, etc., que un bloque de texto.
Está comprobado que una infografía es leída por el usuario en una cuarta parte menos del tiempo que tarda en leer el mismo contenido en texto. Así que podemos achacar su rápido crecimiento en la red a que es un recurso que nos ofrece un sistema de lectura rápido y fácil. 

¿Cómo?

A continuación te contamos en 10 pasos la manera de crear desde cero una infografía de calidad. Y como de infografías va el tema, no hemos querido dejar de diseñar la nuestra explicando las pautas a seguir a modo de resumen. Más abajo te dejamos el texto completo con algún que otro recurso!

10 pasos para diseñar una infografía


1. ELIGE UN TEMA

Antes que nada debes elegir el tema sobre el que vas a crear tu infografía, además de a la audiencia a la que querrás llegar así como tener claro el objetivo que quieres conseguir (más lectores, más tráfico, más ‘me gusta’ o retweets)

2. RECOPILA INFORMACIÓN

Una vez almacenada toda la información; hojas de cálculo, archivos PDF, gráficos, enlaces a otros recursos, texto, texto y más texto te toca agrupar la información, ordenarla, segmentarla y sobre todo contrastarla para poder tener una claro dominio del material que dispones.

3. FILTRA LA INFORMACIÓN

Aunque sea muy tentador leer solo los datos relevantes y dejar lo demás a un lado en la pila de cosas que “algún día te vas a leer”, debes ser consciente de toda la información adquirida, para poder realizar una buena conexión entre la información ofrecida y los intereses de tu publico. No lo olvides, la infografía debe generar y compartir conocimiento a partir del análisis de la información que se ha seleccionado.

4. ENCUENTRA LA NARRATIVA

Una infografía aburrida empieza con datos aburridos, el problema surge cuando, obviamente, necesitas esos datos. Lo que tienes que lograr es encontrar una “gran historia” que contar. Por ejemplo, una vez que los datos te sean familiares, apoya un argumento o tendencia sirviéndote de porcentajes.

5. CONTRASTA

Una vez que tienes “la historia“ debes contrastarla con la realidad. Parece algo obvio pero no siempre se hace y, en muchos casos, los datos no se corresponden con la historia que se narra. Esto es algo muy común ya que se peca al utilizar sólo los datos que convienen y se olvidan los que no interesan.

6. CREA UNA JERARQUÍA

Fija prioridades, encuentra al “protagonista” que conduce la narración: este dato, objetivo o variable será el eje a la hora de organizar el proyecto y fijará una necesaria e imprescindible estructura jerárquica.

7. ELIGE UN FORMATO

¡Llego el momento de diseñar!. Ahora te toca decidir cómo presentarás la información, ¿mapas?, ¿números? ¿esquemas?. La forma de la infografía depende de ti, del objetivo de tu estudio y al público al que va dirigida. En este paso es fundamental que hagas una buena elección de los colores que vas a utilizar. En internet hay disponibles herramientas que te ayudan a elegir una buena paleta de colores, como Kuler o Paletton.
Además debes tener en cuenta la tipografía. Una buena elección a la hora de combinar fuentes tipográficas puede ayudarte a mejorar tanto el aspecto final de la infografía como el impacto de la información, resaltando los aspectos más relevantes. No olvides tampoco usar iconos y otros elementos gráficos, te facilitará muchísimo el trabajo a la hora de sintetizar la información.

8. REVISA Y PERFECCIONA

Debes comprobar que la infografía en conjunto es legible y fácil de entender para aquellos que no hayan visto los datos antes. Evalúa el diseño y haz los cambios que sean necesarios hasta que tu obra sea clara, simple y transmita la información de un modo eficaz.

9. PUBLICA Y DIFUNDE

Llego la prueba de fuego, la hora de publicar tu infografía, la cual será leída de muchas maneras y por diferentes tipos de público, lo cual puede ser muy interesante…

10- MIDE LOS RESULTADOS

Y ahora toca medir el alcance de tu infografía. Teniendo en cuenta cual fue tu objetivo principal (conseguir “más” lo que sea), verás si tu trabajo a tenido el impacto que buscabas (txalo para ti!) o si por el contrario, no dio los frutos que esperabas. En el segundo de los casos te tocará saber que cosas habría que mejorar para cambiar los resultados y mejorarlos.


Y como lo prometido es deuda, para acabar este artículo queremos dejarte algunos enlaces de sitios que ofrecen recursos relacionados con la creación de infografías:

  • Google Public Data Explorer: infografías a partir de datos públicos

  • Hohli: una herramienta para crear gráficos circulares.

  • Wordle: permite crear nubes de palabras cada una de diferente tamaño, de forma creativa.

  • Visual.ly: una forma sencilla de crear infografías con varios elementos.

¿Conoces alguna más? No dudes en compartirla!



Erantzun

Zure e-posta helbidea ez da argitaratuko. Beharrezko eremuak * markatuta daude

Ondorengo XHTML etiketa eta atributuak erabil ditzakezu: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>


Loading

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga click en el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies
%d bloggers like this: